Close
¿Movilidad sin gasolina? Claro que es posible.

¿Movilidad sin gasolina? Claro que es posible.

El reciente desabasto de gasolina en gran parte del país afecta de tal manera a la sociedad, que por momentos parece colapsar y entrar en pánico. Mucho de ello es gracias a los medios de comunicación alarmistas que claramente buscan desprestigiar las medidas del nuevo gobierno. Sin embargo, la realidad es que opciones hay muchas para moverse por las diferentes vialidades de nuestra CDMX y de todo el país. Lo único que hay que hacer es simple: Informarse.

El carpooling (vehículo compartido) quizás sea un nuevo concepto en México, ¡pero vaya sorpresa!, el uso compartido de autos surgió nada más y nada menos que en Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial como táctica de racionamiento. Sí, RACIONAMIENTO. Después, durante la crisis del petróleo en 1973 y nuevamente en la crisis energética de 1979. Los norteamericanos han tenido muchas crisis para llegar a ser la potencia que son.

Carpooling para todos.

¿Pero en qué consiste el carpooling? Básicamente en compartir tu auto con otras personas que viajen al mismo destino o que sus destinos queden de paso hacia el tuyo. Puedes ponerte de acuerdo con compañeros de oficina, de escuela, con otros papás o mamás que lleven a sus hijos al mismo colegio. Incluso, si vas a ir a hacer las compras, puedes preguntar entre tus vecinos si alguien necesita algo. En realidad no es tan difícil.

Al día de hoy, países civilizados como Argentina, Uruguay, Holanda, Francia, Suiza, Bélgica, España y por supuesto, Estados Unidos, entre muchos otros, llevan años haciendo de esta práctica una excelente costumbre no sólo en tiempos de necesidad, sino día con día. Los beneficios del carpool van desde fortalecer los lazos sociales, crear conciencia medioambiental y ahorro tangible a corto plazo, hasta una ciudad más transitable y capaz de inspirar actividades más saludables.

“¿Qué otras opciones existen para llegar a mi oficina sin gasolina? Porque tuve que formarme horas y gastar la poca gasolina que me quedaba para cargar gasolina y cuando llegué ya no había.”

Otras opciones de movilidad.

Afortunadamente, existen diversas aplicaciones móviles que ofrecen desde scooters y motocicletas eléctricas, hasta bicicletas y camionetas tipo autobús. Un gran ejemplo es BUSSI (obvio), que transporta a oficinistas hasta sus trabajos y de vuelta a sus hogares en vans equipadas con GPS, wifi, asientos asignados y con la seguridad que ofrece un registro tanto de conductores como de usuarios. Todo desde un smartphone. ¡Aunque usted no lo crea!

No, el auto no es la mejor opción en una ciudad tan mal planeada como la nuestra. No, no te da más estatus tener un auto y pasar tú solo dos horas atorado en el tráfico, al contrario, sólo es más estrés y tiempo (mucho tiempo) perdido.

Es momento de ampliar horizontes, porque el mundo jamás se cierra y siempre hay opciones para todo.

Nos leemos pronto.

#MejorBUSSI

Deja un comentario

Close