Author Archives: bussi

zoom
tips-viaje-agradables-trayecto-oficina-movilidad-calidad-de-vida-ciudad-de-mexico-ciudades
No comments

6 formas de hacer tus viajes al trabajo muy agradables

¿Sabías que la forma en que te mueves determina también tu rendimiento diario y tu calidad de vida? El tiempo que te toma hacer el trayecto a la oficina suele ser considerado como tiempo muerto, o inclusive, como aterradores momentos atorado en el tráfico. Pero si lo miras desde otra perspectiva, puedes volver esos momentos muy especiales para ti. Momentos para relajarte, consentirte y disfrutar de la vida. Se trata de invertir un poco en cuidar los detalles; invertir en nuestra calidad de vida.

Desde hacer lo posible por estar cómodo, hasta aprovechar el momento para hacer más productivo tu día, estas son algunas de las cosas que puedes hacer para volver tus horas de movilidad más agradables:

Lleva la bebida perfecta

tips-viaje-agradables-trayecto-oficina

Nada como empezar el día con una deliciosa bebida. Desde un jugo energizante de verduras y frutas; un saludable licuado con yogurt y semillas o para los días de lluvia un delicioso café o té con leche. Invierte en un buen contenedor para bebidas calientes y frías y lleva algo delicioso contigo cada mañana. Tus mañanas no volverán a ser las mismas.

No te olvides de la música correcta

tips-viaje-agradables-trayecto-oficina

Qué mejor que empezar el día con la música correcta. Si eres amante del radio, no dejes de escuchar tu estación favorita o arma un playlist desde la noche anterior. Puedes tener algunas listas preparadas para tus diferentes humores en la mañana. La música es el mejor acompañamiento en el tiempo que pasas en el transporte público o en el auto. Si vas a pie o en bicicleta, considera, por tu seguridad, no usar audífonos o, por lo menos no tener la música muy fuerte.

Que el desayuno no se haga esperar

tips-viaje-agradables-trayecto-oficina

Es clásico salir de casa sin desayunar, pero estarás sin energía durante el día y tu trayecto a la oficina puede volverse muy tedioso. No te tienes que levantar tan temprano para poder desayunar delicioso y mantener un estilo de vida saludable. Haz desayunos para llevar. Una buena idea es comprar un frasco que se cierra herméticamente y preparar cosas que puedas almacenar cómodamente allí. Avena, ensaladas de frutas, huevos revueltos con verduras y queso, granola con un poco de yogurt, son algunas de las cosas que puedes disfrutar en tu camino, sin complicaciones.

La comodidad es muy importante

tips-viaje-agradables-trayecto-oficina

Muchos aprovechan sus tiempos de movilidad para dormir un poco, especialmente si van en un auto compartido o en el transporte público. O tal vez eres de los que siempre traen consigo un libro. De cualquier manera, estar cómodo hará toda la diferencia. Puedes comprarte una almohada especial para el cuello, o fabricar la tuya, cosiendo tela en forma tubular y rellenandola de arroz o relleno para almohadas. Podrás dormir o descansar cómodamente en cualquier lugar.

Nada como la buena compañía

tips-viaje-agradables-trayecto-oficina

Nada es tan importante como tener buenas relaciones que alegren tu día a día. Lo mejor para hacer más agradables tus tiempos de trayecto a la oficina es tener una buena conversación o ir acompañado. Una buena opción es compartir el auto o utilizar un servicio de transporte colectivo seguro y puntual, que puedes tomar junto a tus compañeros de la oficina y hacer mejores relaciones.

Aprende algo nuevo cada día

tips-viaje-agradables-trayecto-oficina

Tal vez puedes empezar buscando nuevos caminos y nuevas formas de trasladarte a la oficina cada día. Así conocerás mejor tu ciudad y la experiencia de moverte siempre será nueva.

Actívate

tips-viaje-agradables-trayecto-oficina

Si vives cerca de la oficina, no dejes de aprovechar para activar un poco tu cuerpo. Ve caminando, en bicicleta o incluso trotando. Te sentirás super bien, llegarás muy rápido, eliminarás el estrés y tu cuerpo estará muy agradecido.

zoom
trayecto-a-la-oficina-mas-productivo-cdmx
2 comments

9 cosas que puedes hacer para volver tu trayecto a la oficina más productivo

Vivir en la ciudad es, casi siempre, sinónimo de vivir con tráfico. Los horarios de trabajo son muy similares y si no tienes la fortuna de vivir a solo unas cuadras de tu lugar de trabajo, el trayecto a la oficina o de regreso a casa puede convertirse en una eterna pesadilla. Pero tu movilidad puede ser distinta. El truco está en dejar de pensar en el tiempo que dedicas a transportarte como en tiempo perdido y empezar a utilizarlo correctamente para transformar tu estilo de vida en uno más productivo y saludable, que te hará sentir muy satisfecho.

Hay muchas cosas que puedes hacer con el tiempo que utilizas para transportarte, desde aprovechar para meditar y relajarte, hacer tareas sencillas o aprender algo nuevo, hasta estrechar tus relaciones sociales.

 

 

Leer

Lleva siempre un libro contigo, te sorprenderá lo rápido que lo terminas si lo lees mientras te transportas. No olvides guardarlo en una bolsa de plástico bien cerrada, por si te agarra la lluvia. Si el problema es que te mareas al leer en el transporte, ¿por qué no pruebas con los audiolibros? Puedes descargarlos a tu celular. Algunas versiones están narradas usando las voces de varios de los mejores actores del mundo.

Escuchar música

Es bastante común escuchar música mientras viajas, pero ¿lo haces con el solo fin de disfrutar los sonidos? Trata de escuchar un disco, grupo o género músical nuevo cada día. Te recomendamos ampliamente aquellos géneros que inciten a la relajación y reflexión, como la música ambiental o el jazz. Te convertirás en un experto y además le darás un gran respiro a tu mente. 

Reflexionar y meditar

Aprende a convertir las horas de tráfico en momentos para meditar y reflexionar. Piensa que, si antes de llegar a la oficinas Este tipo de acciones son mucho más fáciles, por su puesto, en transportes en los que puedas ir cómodo (e idealmente sentado). Si eres principiante, práctica la meditación utilizando videos o audios que te guíen. En internet puedes encontrar una infinidad de ellos. Date la oportunidad de suspender el estrés y poner la mente en blanco. Tu cuerpo, tu mente (y las personas que te rodean en tu día a día) te lo agradecerán.

Checar el correo

Si lo que te relaja es ser muy productivo, toma el tiempo de hacer tareas pequeñas como checar tu correo, responder mensajes importantes y atender pendientes que puedas resolver desde tu celular.

Organizar tu día

Puedes empezar el día haciendo una lista de las tareas con las que tienes que cumplir. Hazlo en tu teléfono o lleva contigo una pequeña agenda y pluma. Te vas a sentir muy despejado si tienes claro lo que tienes que lograr. O puedes hacerlo de regreso a casa y emplear el tiempo, antes perdido, en establecer las tareas para el día siguiente.

Llamar a la familia

Si no vas caminando o manejando, puedes tomarte el tiempo de hablar por teléfono con amigos que hace mucho no ves o con tus familiares. El trayecto se te pasará rapidísimo y te sentirás muy contento al llegar a tu destino (el elemento clave para rendir al 100 en tu día).

Ponerse al día con el mundo

Empieza bien el día leyendo las noticias o, también, puedes escucharlas en la radio. Estar informado te permite tomar buenas decisiones, entender cómo está funcionando tu alrededor y también te da un panorama de lo que tú puedes hacer para seguir mejorando tu comunidad.

Descansar

Por supuesto que descansar un poco en tu trayecto a la oficina ayuda, aunque, si te excede puede que llegues con mucho sueño. El trayecto a la oficina puede ser desgastante o lo puedes convertir en una siesta de 15 minutos. Si ya vas de regreso, toma una siesta más amplia que te recargue de energía para aprovechar lo que queda del día.

Estrechar lazos

Si siempre utilizas el mismo transporte o compartes el coche, aprovecha para socializar. Puedes platicar con la persona que está al lado de ti. Sin sospecharlo, tal vez te haces de un buen amigo o un contacto útil. De cualquier persona se aprende algo, no te cierres a la posibilidad de conocer más.

zoom
cosas-que-debes-recordar-para-cuidar-tu-salud-mientras-trabajas-oficina-movilidad-sustentabilidad-mexico
No comments

5 cosas que debes recordar para cuidar tu salud mientras trabajas

Es bien sabido que trabajar constantemente, por largas horas y sentado en la misma posición puede traer consecuencias negativas. Además, si no cuidamos nuestro cuerpo y mente al trabajar, los problemas se pueden hacer muy graves a largo plazo. El desempeño profesional depende completamente de nuestra buena salud, por eso hay que prestar atención a las cosas que podríamos estar haciendo para dañarla y esforzarnos en implementar hábitos que ayuden a sentirnos muy bien y, que nuestro trabajo y la experiencia de hacerlo, mejoren considerablemente. Desde hacer ejercicio, hasta tomar vacaciones, aquí te presentamos algunas cosas que no debes olvidar para mantenerte sano en el trabajo.

Muévete

La movilidad es una de las cosas más importantes. Debes mantener tu cuerpo activo, para promover la buena circulación de la sangre, prevenir obesidad y evitar lesiones por mantener la misma postura demasiado tiempo. Cuando no estés en la oficina, haz mucho ejercicio para fortalecer los músculos de la espalda, el cuello y el abdomen. En el trabajo date 10 minutos, cada vez que pasen un par de horas, para hacer estiramientos o algunos ejercicios como sentadillas. Esto también ayudará a que despejes tu mente, combatas el estrés y te concentres mejor. Cuando te sea posible, opta por tomar juntas sencillas caminando hacia una cafetería o parque cercano. El aire fresco estimulará tu concentración y la caminata es muy saludable. También puedes cambiar tu opción habitual de transporte a la oficina por un par de días en bicicleta o a pie.

Hidrátate

Estar deshidratado es un factor que puede provocar falta de concentración y fatiga. Procura tomar suficiente agua mientras estás en la oficina. Si no te gusta el agua simple, toma té sin azúcar. No todos necesitamos hidratarnos de la misma forma, entonces, pon mucha atención a tu cuerpo y dale lo que necesita. Si bien a veces es fácil olvidarse de tomar agua, puedes poner alarmas esporádicas en tu computadora o celular que te lo recuerden.

Cuida lo que comes

Come tan balanceado como puedas. Si tu estilo de vida ya es bastante saludable, no olvides cuidar tus porciones. Si comes mientras trabajas, a veces no te das cuenta de la cantidad de alimento que has consumido y eso puede provocar que ingieras muchas más calorías de las que necesitas. Por el contrario, no por ello dejes de comer. Si no estás bien alimentado podrías afectar mucho tu desempeño laboral. Trata de darte espacio y tiempo suficiente para disfrutar tu comida, así quedarás más satisfecho. Cuídate de las botanas dulces y saladas que pueden llevar tus compañeros de trabajo. El azúcar puede darte mucha energía por un rato, pero después sufrirás la caída y te sentirás cansado. Organízate para llevar botanas saludables como frutas o semillas.

Cuida tus ojos y espalda

La constante exposición a las pantallas y el uso frecuente de la computadora puede tener graves consecuencias en tus ojos, espalda y cuello. Trata de mantener una buena distancia de la pantalla y configura tu computadora para que las letras aparezcan grandes y puedas leer sin hacer ningún esfuerzo. La vista cansada es una de las consecuencias de no cuidar los ojos mientras trabajas y puede desencadenar migrañas y sensibilidad a la luz.  Por otro lado, cuida mucho tu postura. Cuando no te sientas derecho, tu cuerpo pone su peso sobre algunos músculos que se tensan y se lastiman. Evita dolores musculares, distribuyendo el esfuerzo entre toda la espalda y piernas.

Toma descansos

Tomar descansos es muy importante. No dejes de hacerlo si estás estresado o saturado de trabajo, incluso si tienes prisa. Cuando estás estresado tal vez desempeñas mejor algunas acciones y te vuelves muy eficiente, pero el estrés crónico puede desencadenar periodos de fatiga.  Regula tu estrés tomando unos minutos de ocio puro en tu horario laboral. Diez minutos para despejar tu mente. Lee mientras tomas tu almuerzo. Escucha música mientras trabajas. Pasa unos minutos en un entorno natural o un parque o coloca una planta cerca de tu escritorio. Comunícate con tus compañeros de trabajo, date tiempo de divertirte. Tu trabajo mejorará mucho, estarás más feliz en la oficina y cuidarás de tu salud física y mental. Por último, no te olvides de tomar vacaciones, son muy importantes para dejar atrás el estrés, tomar perspectiva sobre los problemas laborales y recargar energías.

zoom
No comments

11 tips para volver tu oficina un espacio más ecológico

Volver tus espacios más sustentables y preparados para que tus acciones en ellos sean menos dañinas con el medio ambiente es más sencillo de lo que parece. A pesar de eso, a veces nos olvidamos de llevar esta actitud verde a uno de los lugares en los que pasamos casi todo el día: la oficina. Nuestro lugar de trabajo puede convertirse en un espacio sustentable haciendo pequeños cambios. Algunos de ellos ayudarán a reducir gastos; otros subirán la moral del equipo, porque implican trabajar en conjunto para mejorar el medio ambiente o embellecer el espacio. Lo más importante es que tú, tus colaboradores y tus clientes comenzarán a ligar la oficina con un estilo de vida saludable y responsable con el medio ambiente.

Promueve la conectividad

El internet es una herramienta muy útil que nos permite acelerar procesos y compartir todo tipo de información sin gastar demasiados recursos. Elige los emails, antes de las cartas y recibir estados de cuenta por internet, evitando el papel. Aprovecha la posibilidad de eliminar el uso de otros aparatos electrónicos sacando todo el provecho posible a la computadora.

Comparte transportebussi-transporte-oficina-opciones-ciudad-mexico1

La movilidad puede ser una causa fuerte de contaminación y emisión de gases de efecto invernadero. Puedes aprovechar opciones como la que te ofrece Bussi, y viajar de forma segura, rápida, cómoda y sustentable (descarga aquí la app); también puedes organizarte con tus colaboradores para compartir el auto y hacer el transporte a la oficina más consciente de su entorno.

Reduce el uso de papel

Trata de utilizar la menor cantidad de papel posible. No imprimas excepto los documentos en los que sea muy necesario. Si decides imprimir, usa papel reciclado de buena calidad, sin blanquear y no dudes en imprimir la hoja por ambos lados. La formalidad del papeleo está cambiando y se ve mucho mejor que estés tomando acción por el medio ambiente.

Aprovecha las bondades de la naturaleza

Mueve tus horarios para trabajar desde temprano y aprovecha la luz natural; evitarás también salir muy tarde de la oficina. Cuando las condiciones climáticas lo permitan, abre las ventanas y disfruta el aire fresco, en lugar de utilizar aire acondicionado.

Separa y genera menos basura

Separar correctamente la basura en orgánica, inorgánica, reciclable y de manejo especial (como aparatos electrónicos que ya no sirven) es muy importante y no sólo en casa. Puedes proponer que se sitúen suficientes botes, de diferentes colores y rotulados, para que el ejercicio no sea confuso, ni complicado. Además, genera la menor cantidad posible de basura, no sólo cuando de papel se trate. Puedes proponer que en la cafetería, cocina o área de comida de tu oficina se utilice vajilla, vasos y cubiertos de buena calidad y que cada empleado se haga responsable de lavarlos, de esta forma evitarás el desecho constante de plástico. Recuerda a tus colaboradores que lleven su comida en contenedores reusables, en lugar de desechables y utilicen un filtro de agua en lugar de botellas de plástico.   

Ahorra agua

La sustentabilidad depende de que utilices solo lo que necesitas. Si cambian sus lavabos por unos que tengan poco flujo de agua y se preocupan por gastar lo menos posible, podrán lograr juntos una gran diferencia.

Utiliza productos de limpieza ecológicos

Los productos de limpieza ecológicos contaminan mucho menos y no son tóxicos para ti. Además puedes proponer que se utilice jabón biodegradable para lavarse las manos. Este es un cambio muy sencillo que dará grandes resultados.

Cambia de buscador en línea

En lugar de tu buscador en línea de siempre, utiliza Ecosia. Ellos dedican el presupuesto que consiguen al vender espacios de publicidad a reforestar. Por cada búsqueda que realices, ellos plantarán un árbol. Mientras que esto te representa un esfuerzo mínimo, el impacto al medio ambiente es grande.

Ahorra electricidad

Antes de irte a casa, verifica que tu computadora esté apagada, si no, gastaras electricidad en vano. Además procura apagar luces que no se estén utilizando, como las de oficinas o espacios vacíos y pasillos.

Trabaja desde casa

Puede parecer extraño, pero si no te desplazas a la oficina, haces una diferencia en tu nivel de emisiones diarias de carbono. No siempre podrás trabajar desde casa, pero otra opción es proponer que la semana laboral se haga más corta. Puedes trabajar diez horas en lugar de ocho y sólo asistir a la oficina por cuatro días. Te volverás eficiente, descansarás mucho y cuidarás del entorno.  

Embellece el espacio

Si van a comprar nuevos muebles en tu oficina, sugiere que sean hechos con materiales reciclados y maderas certificadas por sus procesos de producción sustentables. No por ser ecológicos, son poco elegantes. Además, no hay mejor forma de purificar el aire y hacer el entorno más agradable que llenando el espacio con plantas. Busca plantas frondosas, que no tengan flores, porque son las que sobreviven mejor en interiores con poca luz solar.

zoom
medidas-para-protegerte-de-la-mala-calidad-del-aire
No comments

6 medidas para protegerte de la mala calidad del aire

Si vives en una ciudad, seguramente sabes, por experiencia, lo dañina que puede ser la mala calidad del aire. Muchos somos los que culpamos a la contaminación del cansancio constante y las gripas frecuentes que nos obligan a faltar a la oficina. Sin embargo, esta queja tiene razones muy reales de ser.

El exceso de algunos contaminantes en el aire está ligado con el desarrollo de diversas enfermedades respiratorias y cardiovasculares. Desde las más sencillas, como la gripa, hasta las más peligrosas como el enfisema pulmonar. Algunos contaminantes en el aire provocan inflamación en las vías respiratorias y un aumento excesivo en la mucosa.

Por otro lado, además de que tú puedes realizar acciones para reducir los niveles de contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero, también hay maneras de protegerte de los riesgos producidos por los contaminantes en el aire. Desde los alimentos que consumes, hasta tus hábitos de movilidad, pequeños cambios pueden hacer la diferencia y te ayudan a cuidarte.

Evita los horarios pico y zonas altamente transitadas

Si necesitas desplazarte, trata de no hacerlo en los horarios pico. Estos casi siempre coinciden con los horarios para entrar a la escuela y al trabajo en la mañana y los horarios de salida de los trabajos en la tarde. Planea con anticipación tu ruta de transporte a la oficina, y trata de que no coincida con la de todas las demás personas de la ciudad. Recuerda variar tu ruta para evitar la congestión vehicular. Si vas en bicicleta o a pie, mantente lejos de las zonas altamente transitadas para no exponerte a mayores niveles de contaminación.

Evita exponerte en los momentos de mala calidad del aire

Antes de salir, revisa la calidad del aire. Hay aplicaciones que te permiten hacerlo en tiempo real. Si la calidad es mala, evita moverte en bicicleta, hacer ejercicio al aire libre o pasar mucho tiempo en espacios abiertos como parques y restaurantes.

Reduce el uso individual del automóvil

Contribuye a generar una ciudad preocupada por la sustentabilidad y menos contaminada compartiendo tu auto. Haz rondas de transporte con amigos, vecinos, familiares y compañeros de la oficina. Organízate con otros para tratar de eliminar el uso individual del automóvil.

Evita actividades que contaminen el aire de tu casa

Procura mantener el aire de tu casa lo menos contaminado posible. Evita prender chimeneas. Si vas a pintar o utilizar solventes, procura hacerlo en días de buena calidad del aire, con las ventanas y puertas abiertas para asegurar una buena ventilación. Evita dentro de lo posible fumar en espacios cerrados.

Consume alimentos que te ayuden a prevenir enfermedades respiratorias

Muchos alimentos tienen vitaminas o minerales que hacen que actúen como desinflamatorios. Consume alimentos con vitamina A, C, E y zinc, algunos ellos pueden ser: lentejas, cítricos, avellanas, aceite de oliva, huevo, zanahoria, melón, entre otros. También puedes consumir cebolla, jengibre, ajo y miel que sirven como expectorantes.

No pases por alto los síntomas de una enfermedad respiratoria

Si padeces síntomas de enfermedades respiratorias, como congestión nasal, fiebre, cuerpo cortado, tos, dolor en el el pecho y garganta y dolor de cabeza frecuentes no los dejes pasar. Algunas enfermedades se curan con facilidad si son atendidas a tiempo, pero si no se resuelven podrían desarrollarse y volverse más graves y los contaminantes en el aire sin duda pueden ser un factor clave.

 

 

*Imágenes: 1) Wikimedia Commons; 2) Pedro Ángeles – flickr / Creative Commons
zoom
1 comment

Estas son las decisiones personales que combaten el cambio climático (y 3 tienen que ver con la forma en que te mueves)

Hablar de cambio climático puede resultar abrumador, porque sabemos que, muchas veces, nuestro estilo de vida resulta perjudicial para el medio ambiente. Además, cuando se trata de buscar soluciones, los problemas parecen increíblemente grandes. Sin embargo, cada uno de nosotros puede contribuir a combatir el cambio climático, a través de acciones que derivan de nuestras decisiones personales.

Mientras que unas pueden parecer radicales o complejas –como llevar una ciudad hacia la sustentabilidad–, otras sólo se tratan de darle la vuelta a nuestros hábitos del día a día. De hecho, el impacto de las actividades cotidianas, tanto a largo como a corto plazo, es mucho más importante de lo que podría pensarse.

El estudio realizado por la Univesidad de British Columbia confirma lo anterior, a través de una sencilla gráfica que presenta las diversas maneras en que podemos contribuir a mitigar el cambio climático. Se trata de desiciones realmente conscientes, enfocadas en reducir las emisiones de carbono que producimos individualmente. Algunas de ellas –como es el caso de utilizar transportes colectivos para llegar a la oficina– tienen que ver con la movilidad de una ciudad y contribuyen en gran medida a la reducción de emisiones. Y hacerlo, además, nos permitirá desarrollar un estilo de vida sustentable, que transforme nuestra calidad de vida actual.

Usar focos de bajo consumo y ahorrar electricidad

focos de bajo consumo

Un porcentaje de la electricidad que consumimos se genera con combustibles fósiles, mismos que producen grandes cantidades de carbono. Usar focos de bajo consumo hace que ahorres hasta un 75% de energía. Además, puedes tratar de usar luz natural, la mayor parte del día y no dejar luces encendidas cuando no las necesites.

Lavar la ropa a mano y con agua fría

Lavar con agua fría, elimina el uso de gas. Además, lavar a mano y no usar la secadora son formas sencillas de ahorrar energía y agua. Puedes aprovechar para sustituir tus detergentes por opciones biodegradables que contaminan menos el agua y son mejores para tu salud, porque no son tóxicas.

Reciclar y separar la basura

Al producir casi todos los artículos que usamos cotidianamente, se generan emisiones de carbono. Pero, en muchos casos, vale la pena alargar la vida de estos objetos. Por otro lado, separar la basura también contribuye al aprovechamiento de cada cosa. La basura orgánica, se puede convertir en composta. Y mucha de la basura inorgánica se puede reciclar. Trata de darle un segundo uso a objetos como ropa, calzado en buenas condiciones, accesorios, botellas, latas, papel y cartón. Si ya no puedes aprovechar algo, llévalo a reciclar. En la Ciudad de México hay opciones, como el mercado de trueque, en donde cambias tu basura inorgánica reciclable por alimentos y otros bienes producidos de forma local y sostenible.

Cambiar a coche eléctrico o híbrido

Los coches eléctricos y los híbridos producen menos emisiones de carbono y tienen menos dependencia hacia los combustibles fósiles; en ese sentido, apuntan a una visión más sostenible del transporte y la movilidad. 

Volverte vegetariano

Para muchos, una decisión muy difícil, pero es definitivamente, una de las opciones más efectivas. Si dejas de comer carne, evitarás la emisión de casi una tonelada de gases de efecto invernadero anualmente. Sin embargo, un cambio estricto en tu dieta podría afectar asuntos económicos, de salud e incluso de hábitos culturales. Por otro lado, puedes tratar de aumentar tu consumo de verduras y disminuir el de carne o buscar proveedores de carne orgánica, con procesos de producción sustentables.

Compartir el coche o usar bicicleta

Para muchos, lo ideal sería dejar de usar el coche y usar el transporte público o la bicicleta. Sin embargo, esa puede ser una decisión poco viable para otros más. En ciudades grandes, como la capital mexicana, el transporte público puede a veces no ser la opción más eficiente. Compartir el coche o remplazarlo por la bicicleta es una excelente forma de reducir tu impacto ambiental (de hecho, según el studio es más beneficioso que ser vegetariano), y además puede resultar agradable para tu día a día. El trayecto a la oficina puede ser más divertido si vas acompañado de amigos o compañeros de trabajo. Además, esta decisión fomenta un estilo de vida que apuesta por el consumo colectivo y responsable y no por el ultra consumismo individual. Los cambios que representa compartir el transporte se reflejan en múltiples niveles.

No hacer vuelos frecuentes en avión

Los vuelos en avión producen grandes cantidades de gases de efecto invernadero. Cuando vas a otros países, es casi imposible evitarlos, pero si vuelas a un destino local, considera tomar otra forma de transporte.

Tener una familia pequeña

Definitivamente la decisión más efectiva y que mira hacía el largo plazo es esta. Tener pocos hijos disminuye tu huella de carbono en esta y las próximas generaciones. Considera que al tener menos hijos –o tenerlos de manera planificada– estás evitando las emisiones de más individuos en el planeta.

 

*Imagen principal: WRI / Creative Commons

zoom
calidad-aire-consultar-ciudad-mexico-df
1 comment

Consulta aquí la calidad del aire de la Ciudad De México en tiempo real

La calidad del aire del lugar donde vives tiene repercusiones radicales en tu salud. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los niveles de contaminación del ambiente en el que te mueves cotidianamente están directamente ligados al riesgo de contraer enfermedades respiratorias, tanto crónicas como pasajeras, cáncer pulmonar e incluso enfermedades cardiacas.

Por lo anterior resulta básico preguntarte acerca de la calidad del aire en tu ciudad y, en segundo plano, qué puedes hacer para no solo protegerte de sus posibles consecuencias negativas, también sobre cómo puedes tu contribuir a, por medio de tus hábitos, mejorar esa calidad del aire.

En el caso de la Ciudad de México, urbe que no destaca precisamente por la pureza de su ambiente, es fundamental que los habitantes tomen conciencia sobre el estatus de la calidad de aire –y de acuerdo a esta consideren tomar ciertas medidas o evitar ciertas actividades–.

El mapa interactivo World Air Map es una herramienta muy útil (que puedes consultar en-línea aquí o descargar aquí la app) que te permite monitorear, en tiempo real, la calidad del aire de tu ciudad. Al consultar el apartado de la Ciudad de México puedes conocer múltiples aspectos del ambiente y los contaminantes, entre ellos

  • Puntuación de calidad del aire de acuerdo a un índice global que te indica si las condiciones del momento son buenas, aceptables, malas o críticas.
  • El desglose de los contaminantes más presentes en el ambiente.
  • Una serie de recomendaciones sobre qué actividades evitar o que medidas procurar.

calidad-aire-consultar-ciudad-mexico-df

Si queremos cultivar una mejor cultura del aire que respiramos lo primero es poner el tema en el imaginario cotidiano, es decir, preguntarnos cotidianamente, e informarnos, sobre cuál es la calidad del aire en ese momento. Una vez que hacemos esto par de nuestros hábitos, entonces debemos informarnos y considerar cuáles son las medidas que yo como persona puedo tomar para contribuir a que ese aire que todos respiramos sea mejor. Y en ese punto seguramente te encontrarás con un concepto clave: MOVILIDAD. En la medida en que te muevas de forma más inteligente y sustentable, estarás contribuyendo significativamente a reducir la contaminación.

Precisamente por esto nació Bussi, para ofrecer una alternativa cómoda, segura y sustentable para que los habitantes de la Ciudad de México puedan trasladarse… #MejorBussi.

zoom
cosas-surreales-del-transporte-publico-de-la-ciudad-de-mexico
No comments

15 cosas surreales que sólo ocurren en el transporte público de la Ciudad de México

Ahí has estado alguna vez y, efectivamente, solo ha sido posible experimentarlo en el transporte público de la capital.

Por razones aún inexploradas, el transporte público de la capital mexicana ha sido un umbral que conecta directo al corazón surrealista del mexicano. Es por esta vía donde podemos avistar encuentros entre personalidades enigmáticas, a veces exóticas, que deambulan por la ciudad; una serie de sucesos dejan de lado toda clase de control racional, para dar lugar al inesperado subconsciente de una ciudad con más de 8 millones de habitantes y una sofisticada cultura diversa.

En el transporte público de la Ciudad de México dialogan personalidades auténticas con la embelesa realidad de las posibilidades infinitas. Todo aquél que se ha aventurado a convivir en esta multitud de estímulos podrá estar seguro de que lo ha experimentado casi todo, al menos todo lo que ofrece una ciudad que se enfrenta a la modernidad día con día desde un mapa de costumbres y tradiciones autóctonas.

Aquella excentricidad atemporal fue la que permitió que el mismo André Bretón, creador del surrealismo, definiera a la capital mexicana como el lugar surrealista por excelencia. De aquella arriesgada afirmación, podemos ejemplificar algunos memorables momentos del día a día en el transporte público:

1. Esa vez que una quinceañera organizó el vals en los andenes del metro

2. Cuando descubriste que en el transporte se puede disfrutar de la lluvia…y de cascadas artificiales

3. Aquella vez que abordó un pino al vagón

4. La memorable ocasión que te encontraste al Peje

5. O cuando Jarvis Cocker de Pulp decidió viajar en metro y tú:

6. El día que te quedaste de ver a las 12: 75 abajo del reloj

7. O te enamoraste del conductor de la micro pero es casado:

8. Cuando baja una persona de la micro y dejan subir a seis, entonces es como:

9. O el señor de la combi dice que la banca de atrás es para cinco y es como:

10. ¿Quién no ha experimentado experiencias inolvidables así?

 

11. Y claro, nadie podrá olvidar esa ocasión en que el metrobus se volvió socialista:

 

12. O Barranca del Muerto se convirtió en portal:

 

13. El día que descubriste que en el metro estás a salvo:

14. Aunque a veces parezca que debes luchar por tu supervivencia:

15. Pero tal vez la más surreal fue esa vez que ibas rumbo a la Ciudad de México y el teleférico venía un poco lleno, entonces te sientes como si viajaras en pecera… por los cielos: